Puertas Abiertas ayuda a restaurar y mejorar las vidas de las víctimas...

Puertas Abiertas ayuda a restaurar y mejorar las vidas de las víctimas de Kandhamal

646
Compartir

logo60anios

Once comunidades pobres del estado de Odisha están siendo ayudadas a través de programas de desarrollo integral dirigidos por Puertas Abiertas. Estos son los cristianos que fueron perseguidos en la revuelta de Kandhamal en 2008. Habían perdido a sus seres queridos, sus casas, sus pertenencias y mucho más. Hoy en día, 706 personas se están beneficiando por medio de estos programas coordinados por Puertas Abiertas. Las personas reciben ayuda a través de proyectos de construcción de casas, proyectos de alfabetización, programas para generar ingresos, grupos o “células” (grupos que involucran a un grupo de creyentes que se reúnen para ayudarse unos a otros a crecer espiritualmente y también mejora la relevancia de intervenciones para la subsistencia a través de pequeños ahorros. Todas las mujeres de las “células” también se reúnen para orar regularmente). Todos estos programas se llevan a cabo a través de voluntarios de Puertas Abiertas. Este pequeño escrito es una historia de éxito de un beneficiario de esas comunidades.

20160727E-noticiasIndia2

“Nuestra familia vivía en una tienda hecha de lona y lodo. Debido a la escasez de agua no pudimos producir mucho con nuestra tierra y por eso trabajamos por jornales en los campos de otras personas. También vendíamos leña y hojas que recogíamos del bosque para asegurarnos una comida para nuestra familia”, comparte Rani Singh a un voluntario de Puertas Abiertas. Así eran los días con su familia entonces, allá en 2008 y 2009.

20160727E-noticiasIndia3

*Hari Singh, de 38 años, y su mujer *Rani Singh, de 32, vienen de un pueblo subdesarrollado de Odisha. Tienen un hijo de 8 años, *Sandeep. La pareja estaba entre los cristianos que sufrieron la persecución intensa de la revuelta de 2008 en Kandhamal. Después de perderlo todo en la revuelta, han estado luchando duro para ganarse el sustento.

20160727E-noticiasIndia4

“Tuvimos que dejar lo poco que teníamos y huir a la jungla más cercana durante el ataque. Nuestra casa, con todas nuestras pertenencias y algo del suministro de grano que habíamos guardado, fue quemada completamente. Se llevaron también mi única bicicleta”, el ceño de Hari se encoje al revivir esos momentos. La pareja ha luchado por sobrevivir como jornaleros tras el incidente.

Puertas Abiertas llegó a la comunidad de Hari en el año 2013. Ahí se construyó una casa para la familia y se les dio un par de bueyes para ayudar a Hari con el cultivo. “Por la gracia de Dios y la contribución inicial de Puertas Abiertas pude cosechar muchos más beneficios del cultivo. Puertas Abiertas también proveyó de una preciosa casa que jamás imaginamos poder tener”, exclama con su rostro radiante.

20160727E-noticiasIndia5

Además, Hari asistió junto a su mujer a las clases de alfabetización para adultos dirigidas por voluntarios de Puertas Abiertas. Hoy el matrimonio ha aprendido a leer y escribir.

“Antes de asistir a las clases no podíamos ni siquiera leer la Biblia, pero después de asistir a las clases leemos la Biblia a diario. También podemos escribir. Estamos creciendo espiritualmente. Nuestras vidas son mejores y alabamos a Dios por ello. Estamos bendecidos financiera y económicamente” menciona Rani, quien además asiste regularmente al grupo de oración de mujeres organizado por compañeros de Puertas Abiertas.

“Otra bendición es que nuestro hijo está estudiando muy bien. Recibe ayuda asistencial en la Escuela Bridge, dirigida por voluntarios de Puertas Abiertas. Nuestro hijo nunca habría podido hacer frente a los estudios si no hubiera sido por esta escuela”, añade Rani con una sonrisa.

Gracias a los beneficios de su cultivo, Hari ha podido comprar ahora hasta 6 acres de tierra para la irrigación. Para atender el problema del agua, también ha podido comprar un motor para bombearla. Con esto cultiva diferentes verduras que vende en el mercado.

Hari añade con emoción: “estaba tan triste cuando los extremistas hindúes se llevaron mi vieja bicicleta durante la revuelta, pero ahora estoy bendecido con una nueva motocicleta. También hemos traído muebles para nuestra casa, lo cual es algo que nunca habíamos pensado antes.”

Hari Singh es uno de entre los muchos cristianos en su comunidad a los que Puertas Abiertas ha ayudado a través de generar ingresos y proyectos de alfabetización para adultos. Estos eran cristianos que ya eran pobres en su momento y en medio de su pobreza fueron brutalmente perseguidos. Lo poco que tenían se lo llevaron o lo destruyeron. La contribución de Puertas Abiertas ha ayudado a restaurar aquello que perdieron y con la bendición de Dios han podido lograr más de lo que tenían antes.

 * Nombres cambiados por motivos de seguridad.

logo60anios