HIMNO:DULCE ORACIÓN

AUTOR: WILLIAM WALFORD

La comunicación con Dios es fundamental para el cristiano. Por eso, en Antología de Himnos conocimos cómo se compuso el himno “Dulce Oración” escrito por William W. Walford,  nacido en Bath, Somerset, Inglaterra en 1772 y fallecido en Uxbridge, Inglaterra el 22 de Junio de 1850

Walford fue un predicador ciego que detalló los beneficios de la oración y el impacto sobre nuestras vidas a través de hermosas rimas.


Dulce oración tiene una historia muy humilde e inspiradora para todo el que considera que sus limitaciones no le permitirán realizar un mayor servicio.

Fue escrito en 1842 por William  Walford.

Su nombre sobrevivió al tiempo únicamente por ser el hombre inspirado a dar vida a uno de los himnos más bellos y sencillos que tratan el tema de la oración.

Walford era un predicador ciego, sin educación formal ni ascendencia de renombre.

Su falta de vista había sido compensada por una increíble memoria y según el testimonio de Henry Kirke White (en otros libros se menciona al Reverendo Thomas Salmon),

 Walford decía el capítulo y versículo exacto de la Biblia mientras predicaba, y podía repetir los salmos, el nuevo testamento y las profecías, de forma casi exacta a como estaban escritos en la Biblia.

Fue así como se gano la fama de saberse toda la Biblia de memoria.

Pasaba el tiempo pensando en sermones, con sus manos hacía calzadores de zapatos y otros implementos.

De vez en cuando hacía poesía. “en una ocasión, mientras lo visitaba, me repitió dos o tres poemas que había escrito, ‘¿qué tal este?’ me dijo, mientras repetía las líneas, con una sonrisa complaciente, tocada con un ligero miedo a la crítica. Rápidamente copié las líneas con mi lápiz mientras el las decía”.

No imaginaba Walford que su poema se convertiría en el himno de la oración por excelencia en la comunidad cristiana.


Thomas Salmon lo publicó en el New York Observer en la edición del 13 de Septiembre de 1845.

 En 1859 William B. Bradbury vio el poema y compuso una melodía a la que tituló Sweet Hour (dulce hora).

 El poema y la melodía fueron publicados juntos por primera vez en 1859 en el himnario titulado Cottage Melodies con el número 568 publicado por el mismo William Bradbury.

 Fue llevado al español por el conocido traductor de himnos Juan Bautista Cabrera.

Letra del himno Dulce Oración

Dulce oración, dulce oración,
de toda influencia mundanal
elevas tu mi corazón
al tierno Padre celestial.


¡Oh cuántas veces tuve en ti
auxilio en ruda tentación!
¡Y cuántos bienes recibí
mediante ti, dulce oración!


Dulce oración, dulce oración,
al trono excelso de bondad
tú llevarás mi petición
a Dios, que escucha con piedad.


Creyendo espero recibir
divina y plena bendición,
y que me ayudes a vivir
junto a mi Dios, dulce oración.


Dulce oración, dulce oración,
aliento y gozo al alma das;
en este valle de aflicción
consuelo siempre me serás.


Tan sólo el día cuando esté
con Cristo en la celeste Sión,
entonces me despediré
feliz, de ti, dulce oración.