HIMNO: SU GRACIA ES MAYOR

AUTORA: ANNIE JOHNSON FLINT

Poema dedicado a la misericordia de Dios. Escrito por la creyente Annie Johnson Flint, en medio de una dura enfermedad crónica, el himno enaltece y agradece al Señor por su infinita grandeza.

Autora de más de seis mil himnos, Annie Johnson Flint demostró al mundo, por intermedio de su existencia, cómo Dios siempre pone a prueba la fe de sus seguidores y los honra con su amor si son capaces de vencer el sufrimiento, el dolor y la tristeza.

 Nacida el 24 de diciembre de 1.866 en Estados Unidos, fue una sierva del Señor quién, desde su llegada al mundo y hasta el último de sus días, padeció más de un sufrimiento terrenal.

 Sin embargo, su fidelidad a Cristo le permitió dejar una huella musical imborrable en la que se destaca la canción “Su gracia es mayor”, que hace referencia a la misericordia del Creador.

Annie fue el mayor regalo terrenal de Eldon y Jean Johnson, una pareja de creyentes de New Jersey, quienes habían emigrado a América desde el Reino Unido.

 Ella perdió a su madre en 1.869 y un par de años después  a su padre.

 Entonces, en medio de tanto dolor, fue adoptada junto a su hermana Nettie por un matrimonio cristiano que les brindó todo su afecto y cariño en nombre del Altísimo.

 Protegida por los esposos Flint, entregó su existencia al Todopoderoso cuando cumplió ocho de vida durante una campaña evangelística.

 A partir de allí se transformó en una fiel creyente y jamás dejó de predicar la Palabra del Salvador.

Mientras recibía una esmerada educación espiritual por parte de los esposos Flint, Annie descubrió su inclinación por la poesía a la edad de nueve años.

 Para ella fue un momento fascinante cuando se percató que podía construir con espontaneidad versos dedicados a Dios y a la fe evangélica.

 Luego, al terminar la secundaria, empezó a estudiar educación y posteriormente dictó clases en la misma escuela donde había estudiado de niña.

 No obstante, su historia volvió a ensombrecerse con la muerte de sus padres adoptivos y también debido a una severa artritis que la afectó hasta el punto de condenarla a una silla de ruedas el resto de sus días.

Con los dedos doblados y las articulaciones de las manos inflamadas, Johnson Flint emprendió una labor que tocaría los corazones de millones de cristianos.

 Sin más propósito que la búsqueda del consuelo del Señor, ella día a día redactó versos consagrados a Jesucristo y confeccionó tarjetas a mano y libros de recuerdo.

 Pronto, sus creaciones despertaron el interés de los principales editores evangélicos de la época y el nombre de Annie dejó el anonimato. “Su gracia es mayor”, uno de sus poemas más conocidos.

Este himno nació con la idea de ser una suerte de consuelo de fe para las largas horas de sufrimiento que enfrentó.

Annie Johnson Flint sirvió al Padre Eterno a través de una prolífica creatividad que empleó para enaltecer el Evangelio.

 Jamás, en los más de cuarenta y cinco años que pasó atada a una silla de ruedas, dudó respecto a que el Creador la había elegido para cumplir un propósito noble.

En todo momento, y a pesar de las grandes tribulaciones que atravesó, siempre fue capaz de recalcar que se debía cumplir con la voluntad del Altísimo.

 Incluso el 8 de septiembre de 1,932, poco antes de marcharse al encuentro con el Todopoderoso, afirmó con firmeza: “no tengo nada que decir. Todo está bien”.

Pasamos a dar lectura del himno; Su gracia es mayor

Su gracia es mayor, si las pruebas aumentan;

Su fuerza es mayor si la prueba es más cruel;

Si es grande la lucha, mayor es su gracia;

Si más son las prueba, mayor es su amor.

Coro

Su amor no termina, su gracia no acaba;

Un límite no hay al poder del Señor;

Pues de sus inmensas riquezas en gloria;

Abundan sus dones, abunda su amor.

Si nuestros recursos, se han agotado;

Si fuerzas nos faltan para terminar;

Si apunto ya estamos de desanimarnos;

El tiempo ha llegado en que Dios obrará.

Su amor no termina, su gracia no acaba;

Un límite no hay al poder del Señor;

Pues de sus inmensas riquezas en gloria;

Abundan sus dones, abunda su amor.