Sencillas pero profundas reflexiones, para cada día de nuestras vidas, Meditaciones de la Palabra de Dios, nacidas de un corazón agradecido por su Gracia y Misericordia. Un devocional de lectura personal obsequiado, por Radio Luz a las Naciones canal cristiano de comunicación. Con el único deseo de compartir con todos vosotros La Esperanza en Cristo que hay en nuestro corazón santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la espera Sencillas pero profundas reflexiones, para cada día de nuestras vidas, Meditaciones de la Palabra de Dios, nacidas de un corazón agradecido por su Gracia y Misericordia. Un devocional de lectura personal obsequiado, por Radio Luz a las Naciones canal cristiano de comunicación. Con el único deseo de compartir con todos vosotros La Esperanza en Cristo que hay en nuestro corazón santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; nza que hay en vosotros;