AUTOR: ISABEL LAWRENCE

HIMNO: GRATA NUEVA DIOS PROCLAMA

Isabel Lawrence nació el 28 de octubre de 1861 en Leominster, Inglaterra.

 Desde muy joven se dedicó a trabajar para la difusión del evangelio, siguiendo los pasos de su padre George Lawrence, natural de Monmouth (Gales, Gran Bretaña), misionero, colportor, traductor de las Sagradas Escrituras , maestro, impresor, y fundador de las Asambleas de Hermanos (Plymouth Brethren) en España; abriendo obra en algunas de las principales ciudades, como Barcelona, y en muchas otras localidades de toda España

Isabel pronto se convirtió en su mejor colaboradora en la obra misionera iniciada por él, por lo que se hizo cargo de puntos de testimonio e iglesias acabadas de abrir, cuando su padre tenía que irse para atender otros lugares .

Maestra de profesión, mostró siempre una fuerza luchadora y trabajadora que la acompañó hasta poco antes de morir, el 7 de febrero de 1922, cuando sólo tenía 60 años.

Su tenacidad siempre se vio recompensada por el crecimiento de las iglesias y los centros educativos, pero también le llevó más de un conflicto con el clero y las instituciones oficiales, ya que en España corrían tiempos de cambio y de resistencia que afectaban hasta a las más altas esferas de la política;

y aunque oficialmente se había establecido la libertad religiosa, a nivel popular se había generado una gran resistencia, animada por el sector católico, que había provocado la polarización de las opiniones entre los católicos y monárquicos ,  los progresistas y republicanos, entre los que siempre se incluían los protestantes.

El ambiente se había enrarecido tanto que los católicos increpaban a los protestantes por las calles y los enfrentamientos dialécticos se producían en las plazas públicas.

 Incluso se habían cometido atentados y agresiones físicas contra pastores y feligreses cuando iban a sus reuniones o predicaban el evangelio en la calle; agresiones de las que tampoco la familia Lawrence se libró.

De esta manera, el principal obstáculo contra la predicación del evangelio, no fueron los ateos, entre los cuales los protestantes tenían bastante reconocimiento, sino los propios católicos.

Así, se tuvo que luchar contra las falsas doctrinas católicas, y esto se hizo también con los himnos.

Como mujer de letras, no sólo supo dar formación a un buen número de personas, sino que destacó en la faceta creativa, especialmente en la poesía:

Isabel Lawrence escribió y tradujo las letras de muchos himnos tanto en castellano como en catalán que son cantados en nuestras iglesias todavía en la actualidad, como son:

Al treball, al treball!,– Cristiano alaba a tu Señor,

Cuan grata a los oidos,– Glòria a Déu en les altures,

Jesucrist amb sang preciosa,– Promete a los suyos   y otros más

También escribió y publicó varios tratados y folletos de carácter evangelista.

El 2 de febrero de 1922 empezó a encontrarse mal y poco a poco se sumió en un sueño profundo del que ya no despertó.

El entierro tuvo lugar en el Cementerio Protestante de Barcelona.

 Asistieron muchos amigos y familiares. Durante el acto se leyó y entonaron el himno «Grata nueva Dios proclama», cuya letra había sido escrita por ella misma.

1. Grata nueva Dios proclama
hoy al mundo pecador;
dulce nueva revelada
en la cruz del Salvador.

Luz divina resplandece;
muestra al triste pecador
que en la cruz de Cristo juntas
tu justicia y gran amor.

2. Ciego el hombre, y obcecado
en las sendas del error,
desconoce y desconfía
de este Dios, del Dios de amor.

3. Con ofrendas, obras vanas,
sacrificios sin valor,
piensa el hombre acongojado
propiciar su Creador.

4. Habla Tú a los corazones;
muéstrate Dios Salvador;
y sin fin proclamaremos:
¡Dios es luz! ¡Dios es amor!