HIMNO: ABRE MIS OJOS PARA QUE PUEDA VER

AUTOR: CLARA HARRIET JONES SCOTT

Clara Harriet Jones Scott nació en Elk Grove el 3 diciembre 1841.

 Clara era  hija  del profesor de música Abel Fiske Jones y Sarah Searles Rockwell.

  Los Jones fueron una de las primeras familias en establecerse en Elk Grove en 1838. 

 Después de que Abel vendiera su granja en 1856, la familia se mudó a Chicago hasta 1870,.

Clara se inscribió en el primer Instituto Musical de Chicago después de que los fundadores Chauncy Marvin Cady y William B. Bradbury abrieran sus puertas en mayo de 1858.

 Después de graduarse del programa, Clara encontró empleo en el nuevo SEMINARIO DE CHICAS DE LYONS (fundado en septiembre de 1858) en Lyons, Ayowa.  Mientras trabajaba en Ayowa, Clara conoció a Henry Clay Scott, quien trabajaba para la empresa mayorista de vajillas Scott and Ovington Bros. 

 Los dos se casaron el 15 de octubre de 1861 en McGregor, Iowa.

Después del nacimiento de su primer hijo, Mary, la familia se mudó de regreso a Illinois, viviendo en Austin, a las afueras de Chicago.

  El segundo hijo de la pareja, Medora nació en 1877.

A través de su trabajo musical, Clara se hizo amiga de compositores y editores como Ella Emerson y Horatio  Palmer, quienes alentaron a Clara a publicar sus propias obras.  En 1882, el primer volumen de música sacra de Clara se publicó como «El Libro del Himno Real».  Esta publicación del señor Helmick en (Cincinnati, Ohio) fue el primer libro de himnos publicado por una mujer.

Durante su vida se publicaron dos volúmenes más de la música de Clara, incluido «Verdad en la Canción», uno de los dos volumenes de himnos.  La más conocida de sus obras es el himno “Abre mis ojos, para que pueda ver” publicado en 1895.

 Ese año, Clara y su esposo, que desde entonces se había convertido en inválido, se mudaron a Chicago desde Austin.

En junio de 1897, Clara había viajado a Dubuque, Ayowa para asistir a un funeral. 

 Mientras regresaba a la casa de su amiga, Clara conducía un buggy con sus amigas Martha Jones Hay y D. D. Myers. 

 De repente, la correa de sujeción del buggy se rompió, asustando al caballo.  El caballo corrió hacia adelante, chocando con una piedra de remate, haciendo que el carruaje rodara y que Clara y Martha fueran expulsadas.  Las dos mujeres murieron instantáneamente el 21 de Junio de 1897, Myers quien permaneció en el buggy volcado, resultó gravemente herido.

El cuerpo de Clara fue transportado rápidamente a la casa de su hermana en Austin, Illinois, la tarde del accidente donde posteriormente se llevó a cabo el funeral. 

 En el funeral, dos de las composiciones de Clara fueron cantadas por un cuarteto de amigos íntimos. 

 Su funeral contó con una gran asistencia de escritores musicales, maestros, profesores, editores y amigos. 

 El cuerpo de Clara fue transportado al cementerio Forest Home acompañado por sus dolientes y enterrado allí.

A continuación damos paso a la lectura del himno ABRE MIS OJOS PARA QUE PUEDA VER, el poema más conocido de Clara Harriet Jones Scott

Abre mis ojos para ver
Las maravillas de tu ley;
Dame la clave de tu saber;
Tu voluntad sabre, mi Rey.
Coro
Humildemente espero yo
Tu dulce voz hoy escuchar;
Dame tu Espíritu Señor,
De santidad.
2
Abre mi oído, buen Señor,
Para escuchar con claridad
Tu dulce voz que, llena de amor,
Pueda apartarme de maldad.
3
Abre mis labios para hablar
Tus testimonios por doquier,
Y a otros poder pronto llevar
Bálsamo y paz para su ser

Radio Luz a las Naciones