HIMNO: UN AMIGO HAY MÁS QUE HERMANO AUTOR: MARIANNE NUNN Marianne Nunn, hija de John Nunn, nació el 17 de Mayo de 1778 en Colchester, Inglaterra, vivió una vida de relativa reclusión. Ella escribió varias piezas sacras, pero es recordada únicamente por el himno UN AMIGO HAY MÀS QUE UN HERMANO en su traducción final en nuestro idioma.

Tuvo dos hermanos John y William. Su hermano, John, un ministro evangélico, publicó un cancionero: “Salmos e himnos” (que contiene el himno del que hoy estamos hablando sobre el maravilloso e incondicional Amor de Jesús). Fue una mujer que estuvo interesada en la obra misional, y también publicó un libro, «El mercader benevolente». En 1830 Joshua Leavitt trajo el himno por primera vez a los EE.UU y lo incluyó en su cancionero, «La lira cristiana».

Escribió varios himnos, entre ellos se encuentra al que hoy estamos haciendo referencia sobre el amor de Jesús : Hay uno sobre todos los demás, Oh, como Él ama! Esto fue escrito para adaptar el himno de John Newton –«Uno hay sobre todos los demás, bien merece el nombre de Amigo», al aire galés. El original está impreso en 1817 en Salmos e Himnos, por su hermano el reverendo John Nunn), que contiene otras piezas de ella.

Su hermano menor, WILLIAM NUNN, escribió varios himnos, dos de los cuales, «O podríamos tocar la lira sagrada» y «El Evangelio viene ordenado por Dios», se usan ocasionalmente. El himno del cual hoy estamos haciendo referencia ha sufrido varios cambios en varias manos.

En El libro de himnos del Nuevo Niño de Curwen en 1874, comienza; «Hay un amigo por encima de todos los demás», que se adoptó de las colecciones estadounidenses. El himno de la señorita Nunn en ‘Canciones espirituales’ es el número 396, «Uno que está por encima de todos los demás, ¡Oh, cómo Él ama!»,es un himno popular que expresa cierto conocimiento del gran amor de Jesús. La traducción a nuestro idioma es; UN AMIGO HAY MÁS QUE HERMANO y el autor es desconocido

El himno Un amigo hay más que hermano se ha repetido mucho en America desde entonces. ¡Cómo debió haber disfrutado del amor de Cristo al escribir esas líneas! El apóstol Pablo pudo decir: «El amor de Cristo nos constriñe». En 1847 partió a la presencia de ese Amigo que había encontrado en la tierra y cuyo amor significaba tanto para ella. A continuación damos paso a la lectura de este maravilloso himno:

Un amigo hay más que hermano, Cristo el Señor, quien llevó en cuerpo humano nuestro dolor.

Este amigo moribundo, padeciendo por el mundo, demostró su amor profundo: ¡Dadle loor!

• Conocerle es vida eterna, Cristo el Señor; todo aquel que quiera venga al Redentor,

Por nosotros Él derrama vida suya, pues nos ama, y a su lado a todos llama: ¡Dadle loor!

Hoy, ayer, y por los siglos Cristo el Señor; es el mismo fiel amigo, ven, pecador. Él es pan en el desierto, nuestro guía, nuestro puerto. Es su amor el mismo cielo: