AUTOR Y MÚSICO: ELTON MENNO ROTH

HIMNO: EN MI CORAZÓN SUENA LA MELODÍA

Elton Roth nació el 27 de Diciembre de 1981 en Berna, Indiana.

A la edad de 12 años, fue visitado por Dios y siguió adelante en una reunión de avivamiento en su comunidad cristiana y fue bautizado en el río Wabash.

Roth asistió a la Escuela Bíblica de Fort Wayne y al Instituto Bíblico Moody, Viajó con evangelistas durante un tiempo, cantando y dirigiendo el coro, enseñó música en las escuelas bíblicas de la Alianza en St. Paul, Minnesota y la ciudad de Nueva York entre otras.

 Organizó el Coro Ecclesia en 1931, que realizó una extensa gira por los Estados Unidos.

 Fue muy reconocido en todo Estados Unidos a través de sus conciertos.

Publicó muchos himnarios y más de 100 himnos para los que ha escrito todas las melodías y la mayoría de los textos.

Uno de los himnos más alegres y contagiosos es sin duda: «En mi corazón suena una melodía» o dicho de otra forma «¡Oh! ¡Qué hermoso himno me ha regalado Dios!  La letra y la música fueron creadas por Elton Menno Roth, hace unos 90 años.

Roth fue un músico muy conocido en su época, en la que escribió y publicó numerosos himnos.

 Fue en 1923, mientras ayudaba con las reuniones de evangelización en  Texas , en un caluroso día de verano, que de repente le vino al corazón y a la mente la letra y la música del himno:

EN MI CORAZÓN SUENA LA MELODÍA

«En una calurosa tarde de verano en Texas, decidí caminar hasta el molino en un pueblo donde había una planta algodonera
A su vez, a causa del calor decidí ir a una iglesia que estaba con la puerta abierta.

Nadie sentado en los bancos, ningún pastor en el púlpito. Estaba en silencio, pero sentí la presencia sagrada de Dios en ese lugar.

Caminé por el pasillo del templo, hacia arriba y abajo, sin comer nada, pero mi corazón tenía una canción y de repente me vino a la mente la letra y la música de este himno:

¡En mi corazón suena una melodía! (literalmente, «Aquí en mi corazón resuena una melodía») miré a mi alrededor hasta que encontré un lapiz y un papel en el que escribí las notas y la letra, tarea que me llevó más de una hora en ese lugar bajo la influencia transformadora  de la presencia de Dios.

Más tarde, el  sr. Roth  habló de esa ocasión: “Esa noche, interpreté el himno a más de 200 niños y niñas, que cantaron en la reunión al aire libre, mientras que el público también se unió al canto,y desde entonces, miles de fieles comparten esta alegría, cantando  la «maravillosa melodía que toca el corazón por lo que Cristo ha hecho por cada uno de nosotros».

Elton Meno Roth partió al lado de su Señor el 31 de Diciembre de 1951.

Es muy común en estos himnos más antiguos que la última estrofa hable del cielo, donde las cortes celestiales tocarán en gloriosa armonía. 

Desde Radio Luz a las Naciones es nuestro deseo que también todos vosotros estéis deseando que llegue ese día.

 ¡Qué gozo es saber que Cristo puede poner una melodía de amor en nuestros corazones!

 Que estas palabras te toquen a pesar de las circunstancias que estés atravesando en la vida.


A continuación damos paso a la lectura del himno:

EN MI CORAZÓN SUENA LA MELODÍA


Jesús me dio un dulce canto,
desde el cielo lo envió;
jamás se oyó más dulce música
que este canto de amor.


Suenan melodías en mi ser.
Sí, suena un cantar, en tono celestial.
Suenan melodías en mi ser.
Sí, suenan en mi corazón.


En el Calvario dio su vida
por salvarme mi Jesús.
Pagó mis culpas y perdón me dio,
me llenó de gozo y luz.

Suenan melodías en mi ser.
Sí, suena un cantar, en tono celestial.
Suenan melodías en mi ser.
Sí, suenan en mi corazón.



Será el tema allá en la gloria
de mi eterna adoración.
Será gloriosa la armonía
con la hueste angelical.

Suenan melodías en mi ser.
Sí, suena un cantar, en tono celestial.
Suenan melodías en mi ser.
Sí, suenan en mi corazón.