HIMNO:HABLA SEÑOR A MI ALMA

AUTOR: LEANDER LYCURGUS PICKETT

Leander Lycurgus Pickett  nació el 27 de febrero de 1859 en Mississippi (cerca de Iuka).

Era hijo de James Pickett y Sarah Walker.

Fue un publicista y editor estadounidense, activo en el movimiento de santificación en los Estados Unidos

Pickett se casó con Pruvy Dorough en 1878 y tuvieron un hijo en 1880 y le pusieron por nombre James.

Después de la muerte de ella en 1887 Pickett  se casó con Ludie Carrington Day el 5 de diciembre  de 1888 en Red River, Luisiana.

Evangelista metodista, celebró reuniones en varios estados y en campamentos de Santidad.

Leander y Ludie sirvieron en el noreste de Texas; Columbia, Carolina del Sur; y posiblemente en otros lugares, antes de establecerse en Wilmore, Kentucky.

Los dos fueron ayudantes activos y destacados en la fundación de la Universidad de Asbury en Wilmore en 1890, y Leander se desempeñó como agente financiero de la junta directiva durante muchos años.

Los Pickett también ayudaron al internar a estudiantes del ministerio de Asbury, entre los cuales se encontraba el misionero y teólogo Eli Stanley Jones.

En 1905, una reunión de oración estudiantil en la casa de Pickett se extendió al campus de Asbury en un avivamiento que se extendió por todo el pueblo de Wilmore.

Quizás el mayor regalo de los Pickett para el mundo fue su hijo, James Pickett, quien asistió a la Universidad de Asbury y se convirtió en misionero en India, llegando a ser obispo de la Iglesia Metodista en India.

 Leander murió el 9 de mayo de 1928 en  Kentucky y su tumba se encuentra en Wilmore, también perteneciente a Kentucky.

Fundó la Compañía Editorial Pentecostal y la trasladó alrededor de 1900 de Carolina del Sur a Louisville, Kentucky .

También estuvo activo como compositor y cantautor.

Publicó 11 cancioneros  y participó  en otros con John Sweyney, William Kirkpatrick y otros más .

Algunas de estas publicaciones llevan los títulos de:

  • Canciones alegres ,
  • Lágrimas y triunfos,
  • Sacrificios cuidadosos para niños , con su esposa Ludie en 1903
  • Canciones victoriosas
  • Canciones de alegría y alabanza.

Entre los himnos que escribió y compuso se encuentran

Maravillosa historia de amor y Habla Señor a mi alma, himno que a continuación damos paso a su lectura:

Habla Señor a mi alma; hable tu dulce voz
susurren tiernas notas: «Tu no estas solo no»
Mi corazón prepara, presto a escuchar tu ley;
canciones mi alma llenen de gratitud y fe.

Coro
Háblame en dulces notas, háblame con amor:
«Ya la victoria es tuya, no tengas más temor.»
Háblame cada día, hable tu tierna voz;
susurre en mis oídos: «Tú no estás solo, no.»


Habla a tus hijos siempre, dales tu santidad;
llenalos de tu gozo; enseñales a orar.
A ti consagren todo, vivan tan solo en ti,
traigan tu reino pronto, vean tu rostro aquí.


Habla tal en lo antiguo diste tu santa ley.
Tus testimonios siempre quiero guardar por fe.
Quiero magnificarte, quiero a tu gloria dar
el grato testimonio de obedecer y amar.