HIMNO: DIOS OS GUARDE EN SU DIVINO AMOR

AUTOR: JEREMIAH EAMES RANKIN

Jeremiah Eames Rankin nació en New Haven el 2 de enero de 1828. Estudió en Andover y en el Middleburg College.

 Fue ministro de la primera iglesia de Washington Distrito Columbia. También era abolicionista, y promotor del movimiento de la temperancia.

 Fue el sexto presidente de la Universidad de Howard en Washington D. C., donde también ejerció como profesor de homilética y teología.

Sobre el motivo que lo llevó a escribir el himno: Dios os guarde en su divino amor, dejó un  relato que dice:

Escrito en 1882 como una despedida cristiana, no fue inspirado por ninguna persona ni circunstancia, sino compuesto deliberadamente como un himno cristiano basado en la etimología de la palabra ‘good-bye’, la cual es ‘Dios sea contigo’.

 Se escribió la primer estrofa y se envió a dos compositores uno más bien conocido, y el otro totalmente desconocido y sin ninguna educación musical.

Elegí la composición del segundo, se la envié a John Bischoff, el director musical de un pequeño libro que estábamos preparando, quien la aprobó, pero le hizo algunos reparos los cuales fueron adoptados.

 Fue cantado por primera vez una noche en la Primer Iglesia Congregacional de Washington, de la cual era en ese entonces pastor, y el señor Bischoff el organista.

 Le atribuyó su popularidad en gran parte a la música.

Fue un matrimonio de la palabra y la música, en el cual mi función fue la de presidir; pero el señor Tomer es quien debe recibir todo el honor familiar.”

El compositor de la melodía de este himno se llamaba Gould Tomer y era descendiente de alemanes.

 Fue profesor de escuela, soldado durante la guerra civil, y conserje en el departamento del tesoro. Cuando escribió la melodía de “Dios os guarde” en 1882, trabajaba como profesor en una escuela.

Una de las afortunadas coincidencias entre el inglés y el español es que las palabras Goodbye y Adiós tienen etimologías que bien podrían ser comparables entre sí.

Goodbye se formó como una abreviatura de la frase para despedirse “God be with you”, y que siguiendo la regla de la lingüística que dicta que los idiomas tienden a buscar la simplicidad, se fue acortando hasta terminar siendo Goodbye, e incluso más simplificado en la actualidad a un sencillo Bye.

 En español sucede algo similar. La palabra Adiós, proviene de las despedidas “a Dios te encomiendo”, “A Dios encomiendo tu alma”, “a Dios vais”, etc.

Una interesante implicación de esto, es que siempre que le decimos “adiós” o “goodbye” a alguien, sin saberlo, lo estamos encomendando al cuidado divino. Este himno fue traducido al español por el Señor Aguirre de la Barrera.

Dios os guarde en su divino amor,
hasta el día en que lleguemos
a la patria do estaremos
para siempre con el Salvador.
Coro:
Al venir Jesús nos veremos
a los pies de nuestro Rey;
reunidos todos seremos,
un redil habrá y sólo una grey.
Dios os guarde en su divino amor;
en la senda peligrosa
de esta vida tormentosa
os conserve en paz y sin temor.
Dios os guarde en su divino amor,
os conduzca su bandera,
y os conceda en gran manera
de su Espíritu consolador.
Dios os guarde en su divino amor,
con su gracia os sostenga
hasta cuando Cristo venga
en su reino con gran esplendor.