-TÍTULO:EN PRESENCIA ESTAR DE CRISTO

LETRA: CARRY ELIZABETH ELLIS BRECK

MÚSICA: GRANT TULLAR

Carry Elizabeth Breck nació en Vermont el 2 2 de Enero de 1885 y falleció el 27 de Marzo de 1934 en Oregón.

Carrie se casó con Frank A. Breck y pasó la mayor
parte de su vida en Oregon. Cristiana devota, se dedicó a su esposo y sus cinco Hijas.

No tenía sentido del tono y no podía llevar una melodía, pero tenía el don del ritmo poético y escribió más de 2.000 poemas.

No era particularmente robusta en salud y tenía que descansar con frecuencia mientras hacía las tareas del hogar.En esos momentos, se sentaba en su mecedora favorita, tomaba un cuaderno y escribía poesía, a menudo con un bebé en las rodillas o jugando a sus pies.

En 1898 el músico Grant Tullar participaba de una serie de conferencias y se hospedaba en el hogar del pastor encargado y su esposa. Esa tarde se encontraban reunidos para comer algo a fin de calmar el hambre. Debido al ajetreo a la persona que estaba encargada de los alimentos se le pasó por alto llenar el plato de la mermelada dejando solo una pequeña cantidad para los comensales.

El pastor y su esposa

sabían muy bien

que a Grant

le fascinaba la mermelada

y con un gesto

de amabilidad

le dieron

 el plato a lo cual

 Tullar exclamó

Es todo para mí, ¿cierto?

De repente

un rayo

 de inspiración

 cruzó por su mente

y dejó el plato

con la mermelada

en la mesa.

 Se excusó

 con el pastor

y su esposa

para dirigirse

al piano

donde compuso

una melodía

y escribió

varios versos

con el título

“Todo para mí”.

Al día siguiente, le llegó un correo donde la Señora de Fran Breck (Carry Elizabeth) le enviaba varios poemas para que él los llevara a la música. Al leer el primer poema se dio cuenta de que encajaba perfectamente con la melodía que había escrito la tarde anterior. El título del poema era “Face to Face”. Este himno luego fue traducido al castellano con el título “En presencia estar de Cristo”.

En presencia

estar de Cristo,

ver su rostro

 ¿qué será,

cuando al fin,

en pleno gozo,

mi alma

le contemplará?

Coro

Cara a cara

 espero verle

cuando venga

 en gloria y luz;

cara a cara

allá en el cielo

he de ver

a mi Jesús.

Sólo tras

oscuro velo

hoy lo puedo

 aquí mirar,

pero pronto

viene el día

que su gloria

ha de mostrar.

¡Cuánto gozo

 habrá con Cristo

cuando no haya

más dolor,

cuando cesen

los peligros

al abrigo

de su amor!

Cara a cara

¡cuán glorioso

ha de ser

así vivir,

ver el rostro

 de quien quiso

nuestras almas

redimir!