¿Avivamiento? Mas que un simple deseo, Mas que una escueta oración Es la promesa del cielo dada por nuestro Salvador Cumplida en el tiempo de Dios anunciada y recibida por Él El Espíritu Santo ha venido sobre los hombres ha llenado su ser Pero ¿que fue realmente necesario? ¿para vivir el divino Pentecostés? ¿qué debemos vivir a diario? ¿Y poderlo sentir otra vez? Primero la muerte de Cristo después resucitar con Poder orar con corazones contritos esperando que vuelva otra vez Atemorizados estaban aquellos, ocultos por las amenazas Alzaron sus ojos al cielo, pidiendo confianza y valor no para huir de la feroz persecución sino para testificar de la salvación Y Dios otorgó esa Real petición Recibieron poder para hablar y actuar El fuego del cielo en sus corazones se asentó Sus bocas se llenaron de lenguas sin igual Perseguidos, esparcidos, torturados y muertos cumplieron con valentía el encargo del cielo Id por todo el mundo y anunciarles lo cierto Que el Señor ha rasgado de los corazones el veloPara aquellos que creen sus ojos fueron abiertos otros en cambio permanecen aún ciegos Y a nosotros hermanos ha llegado el consuelo El Espíritu Santo el evangelio ha traído a través de los hombres que sus vidas a esta causa han ofrecido Hoy nos toca a nosotros recorrer el camino que por la fe en Jesucristo solo tiene un destino Vida, Vida a eterna a los que creen y su Santa Palabra han recibido Pero fuego, sufrimiento, dolor expectación de juicio y horror a todo aquel que no se arrepienta de sus pecados cometidos y el diablo les tenga presos de este terrible castigo ¿Avivamiento? ¿De verdad? Me pregunto si deseo un avivamiento Avivamiento sin ruido de viento Avivamiento sin fuego del cielo Sin oraciones fervientes, como si la vida me fuera en ello Avivamiento sin muerte, sin sufrimiento sin persecución, sin duelo Avivamiento sin deseo, sin celo, sin miedo Miedo a perderse la almas sin hallar el bendito consuelo Que Dios me de el valor y la confianza De volver a tener la Esperanza de un Avivamiento