En estos tiempos tan difíciles, y de tanta incertidumbre y dolor,
Fija tus ojos en Cristo.
Sólo en Él encontramos perdón, reconciliación con Dios, esperanza, vida eterna, que produce gozo y alegría.
En Jesucristo está toda la provisión para el ser humano.
 
JUSTIFICADOS pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo:
Por el cual también tenemos entrada por la fe á esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
Y no sólo esto, mas aun nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;
Y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;
Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios está derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado. Romanos 5:1-5

¡Oh, alma cansada y turbada!
Sin luz en tu senda andarás
Al salvador mira y vive
Del mundo la luz es su faz

Fija tus ojos en Cristo
Tan lleno de gracia y amor
Y lo terrenal sin valor será
A la luz del glorioso Jesús

De muerte a vida eterna
Te llama el salvador fiel
En ti no domine el pecado
Hay siempre victoria en Él

Fija tus ojos en Cristo
Tan llenos de gracia y amor
Y lo terrenal sin valor será
A la luz del glorioso Jesús

Jamás faltará su promesa
Él dijo: “contigo estoy”
Al mundo perdido ve pronto
Y anuncia la salvación hoy

Fija tus ojos en Cristo
Tan lleno de gracia y amor
Y lo terrenal sin valor será
A la luz del glorioso Jesús