El poder de la empatía

He. 2:14-18; 13:1-3

Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos… (Hebreos 13:3).

Si te colocas el traje R70i, sentirás que has envejecido 40 años, al experimentar problemas de visión, pérdida de audición y movilidad reducida. Este traje fue diseñado para ayudar a los que cuidan a otros a entender mejor a sus pacientes. Un periodista usó uno y escribió: «La experiencia inolvidable y por momentos angustiante no solo arrojó luz sobre la vejez, sino también sobre cómo la realidad virtual puede enseñar empatía y formar nuestras percepciones del mundo que nos rodea».

La empatía es la capacidad de entender y ser partícipe de los sentimientos del otro. Durante un tiempo de persecución severa contra los seguidores de Jesús, el autor de Hebreos instó a los creyentes: «Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos; y de los maltratados, como que también vosotros mismos estáis en el cuerpo» (13:3).

Esto es exactamente lo que nuestro Salvador hizo por nosotros. Jesús se hizo «en todo semejante a sus hermanos […], para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados» (2:17-18).

Cristo el Señor, quien se hizo como nosotros, nos llama a acompañar a los demás como si estuviéramos «juntamente con ellos» durante su tiempo de necesidad.

Jesús, danos la gracia de estar junto a los necesitados hoy.

Jesús nos llama a acompañar a otros como si estuviéramos en su lugar.